¿Alguna vez te has mordido la lengua por no decir un comentario absurdo? ¿Te han respondido "tutuplás" ante un chiste malo? ¿Todo lo que piensas tiene sentido en tu mente pero nadie parece entender cómo lo explicas? No te preocupes, es normal. Este blog está para todo lo que se te ocurre y no encaja en ninguna parte. Para todo lo que quieres decir... y nunca dices.

domingo, 2 de enero de 2011

Happy Joulu!

Bueno! Pues he estado sin Internet casi una semana y antes no me apeteció escribir para la Mala. Así que, con algo de retraso, os deseo unas felices fiestas a todos :) Y en especial mis mejores deseos a mi cuñado y a mi abuela.

Voy a hacer un pequeño listado de los mejores momentos de lo que va de Navidad. Perdonad que no esté muy expresiva, pero me acabo de levantar XD

En primer lugar, sin duda, ver con Alejandro (mi sobri) Pesadilla antes de Navidad. El pobre estaba malo (pero malo, malo) y después de crearle una increíble expectación al hablarle de la peli, me estuvo esperando hasta después de la cena con una mezcla muy curiosa entre paciencia e impaciencia. Lo cual, dicho sea de paso, me recuerda mucho a mí :D

En segundo lugar, en general, mi abuela. Mi abuela es una chicarrona del norte que nació en el sur, y resiste lo que le echen. Se cayó hace un par de meses y se destrozó la cadera, y ahora va tan campante con su prótesis que un poco más y se arranca a bailar. De hecho, el otro día mi tío la animó y se puso a cantarnos unas coplillas, cosa que no había hecho desde hacía bastante.

Por último, he conocido a un chico de 16 años que me recuerda mucho a mí con esa edad. No es que me sienta mucho más mayor (vamos, es que tengo 20 XD), pero no me había parado a pensar seriamente el increíble cambio que he pegado en estos cuatro últimos años. Me ha sorprendido, en especial, ver que el pobre estaba a punto de llorar porque no podía "ayudar a los demás", cuando ayudar a los demás, en ese momento, era impedir la típica gresca porque "tú te has liado con mi novio/novia" en la que oh, dioses, todo el mundo acaba llorando. El caso es que al final el chico me aseguró que había "aprendido más conmigo en un rato que en la mitad de su vida". Ah, y también me pidió un beso. Supongo que ya tocaba que le diera su primer beso a alguien, ¿no? Le di un piquín, pero reconozco que me hizo ilusión. Sobre todo porque él era un miniyó en chico ^^

********************************************

Estaba a punto de publicar la entrada cuando me he acordado de una tarde muuuuy divertida en la que el equipo A (Alex, Arturo y Ariadne, sobris todos XD) no pararon de abrirme la puerta para traerme dibujos. Sé que se lo conté a la señorita Buesa, pero voy a describirlos brevemente:

Alejandro: sin duda sus dibujos son originales. Me pintó un "ataque en la Edad Feudal" en el que podemos observar un par de esqueletos y una chica matando a una ¿oveja? O a algún animal comestible, porque me dijo que era para cocinar.

Ariadne: es la más pequeña, así que me hizo una enorme piedra de colores. Eso es que va para geóloga :D

Arturo: un jardín en el que estamos un dinosaurio amarillo y yo, y una copa que es para mí. Una copa con pajita y todo, ¿eh? Y una copa granate, además. Este niño me conoce bien o me ha visto beber cosas rojas/rosas/moradas. Qué grande que es, mi pequeño rey Arturo ^^

Nothing more, babies! Excepto que, por supuesto, os animo a que contéis vuestras aventurillas navideñas. Para invitaros con más ganas voy a subir una foto de Perttu Kivilaakso que encontré en alguna parte, adorable él con su gorrito de Joulupukki, Papá Noel en finés.

(I don't own this picture)

Felices Reyes (y aaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhh! FELICES REBAJAS!!) a todos.

3 comentarios:

ire_203 dijo...

Maravilloso Joulupukki!

Creo que lo mejor de estas navidades ha sido, al principio de las mismas, pensar que me quedaba un mes de vacaciones que está a punto de llegar a su fin en 4 días.

Pero lo más mejor ha sido la llegada a casa de mi sobrina (su mellizo está aún en el hospital). Y que en cinco meses tendré dos sobrinos más! Lo cual es chachi piruli Juan Pelotilla.

Bueno, sería bueno apuntar también cómo me he reído en el metro estas Navidades:

Conocí a un tal Wilson o Kevin, no estoy segura, al ayudarle a llevar sus paquetes de músico escaleras arriba y abajo. Le dio tiempo a contarme que se iba de gira con su grupo, y a darme su teléfono para anunciarse como profesor particular de piano entre mis contactos (si alguien está interesado, en fin, sólo tengo que rebuscar entre los papeles de mi bolso).

Ah, y las conversaciones del metro son lo más, y las de las calles de Madrid en general. En cuanto me acuerde de alguna, no dudaré en escribir,...

Besitos de la Señorita Buesa

Liz Harker-Lux dijo...

:D

Sin duda tú has tenido unos regalos de Navidad geniales :)

Salgamos por Madrid! Tengamos conversaciones raras y divertidas!

Yo conocí a un chico a principios de curso... se llamaba Edwin y creo que era de ¿Puerto Rico? Era monísimo. Moníiiisimo! Y nunca más volví a saber de él cuando me bajé del metro, porque fui tan rancia que no le dije: oye, ¿me das tu número? Ais.

Quedemos, señorita Buesa!

Natashinka dijo...

Me encantan Perttu y el nombre de Ariadne. (L)

Publicar un comentario